La mentira

marzo 3, 2005

Hay varias clasificaciones de mentiras. Algunas de ellas son mecanismos de defensa contra la angustia propia o la de alguien mas, otras tienen un objetivo lucrativo o fines para beneficiar a alguien o algo, algunas nos ayudan a ilusionarnos y dar imaginacion a nuestras ideas. Otras suelen confundir, ocultar y/o hasta eliminar información.

La naturaleza de las mentiras es la evasión, su objetivo es básicamente la evasión de la verdad por alguna circunstancia…

Las mentiras que llamamos “piadosas” son aquellas que no son de alta gravedad, sin embargo deben ser usadas con cuidado, muchas de ellas empleadas para no herir a un ser querido o justificar alguna situacion conflictiva, como una llegada tardía, la muerte de una mascota. Estas tratan de apaciguar las aguas, y con suerte, sin el tiempo las descubre, quizá no tengan un peso muy grave. Es, sin embargo , claro que pueden revertirse en contra, si son mal empleadas y faciles de descubrir. En estas mentiras, debe existir un complot entre aquellos que conocen la verdad de la mentira, para comprender su justa utilizacion. Este tipo de mentiras con el tiempo suelen olvidarse por sus ejecutores y sus consecuencias no son severas.

Hay otra clase de mentiras que son usadas para evadir situaciones personales que nos causan angustia o causan trabas para nuestro progreso personal, estas mentiras nos las hacemos a nosotros mismos para olvidar situaciones dolorosas o que suelen desviarnos de aquello a lo que queremos prestar atencion: la muerte de un ser querido, el gran fracaso del ultimo proyecto, las oportunidades que dejamos pasar. La persona entonces se miente, u oculta esta realidad para proseguir con su vida cotidiana y afrontar los nuevos retos, si se le pregunta acerca del asunto, cambian de tema, niegan o ignoran el comentario. Este tipo de mentiras son aceptables si la superacion de un problema o situacion se convierte en una angustia, y esta interrumpe los verdaderos objetivos.

Luego estan las mentiras que pretenden confundir a alguien para alterar una situacion, un objeto de lucro o intencion de perjudircar algo. estas son consideradas de mayor gravedad, algunas pueden contar con rasgos de hipocresia y malicia.

Finalmente, podría concluir que el uso de la mentira sin un consentimiento muy claro por el practicando (“el mentiroso”), tiende a incentivar inseguridad en la persona, y a confirmar la existencia de una realidad falsa que crece con el tiempo.

El peso de las mentiras son tambien un testimonio de la continuidad de estas, es decir, al mentir, hacemos a nuestro oyente (o a nosotros mismos) testigos de ella, y nos obligaríamos a mantener el contexto de la mentira siempre ante esta persona, ya que la mentira para ellos fue una verdad, y hay que sostenerla. Ese es básicamente el problema de las mentiras, que hay que vivir con el peso de ellas.

“La mentira es verdad hasta que se demuestre lo contrario”

Jonathan Vargas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: